miércoles, 19 de abril de 2006

Adicción

lo reconozco: nunca he sido capaz de escucharla solo una vez, siempre que la oigo necesito ponerla una segunda, tiene tanta energía... lo que dice esta curioso, pero la música, perfectamente puesta, hace que cuando la escuche saque toda la rabia acumulada de dentro y la transforme en energía positiva.... es increible. El grupo y la canción son bastante desconocidos, aunque soy consciente que algún tema suyo llegó a tener algo de fama. Hablo de Maldita Nerea, y la canción se trata de "Ninguno de dos" una de esas canciones que sueño con ver interpretada por dos personas (pena que no se me ocurriera para la Mereth, verdad Míriel? ;) ) aquí os dejo la letra, y si os la podeís bajar, os aseguro que no os decepcionara

Ninguno de Dos

El firmamento cayó, en el centro del salón.
Y al saber, que ya de largo nuestro amor se fue,
gritamos más cada vez.

¿Y aún preguntas quien perdona a quién?.

Entras en la habitación, porque me has hecho venir.
Siempre terminas sacando lo malo de mi.
Ayer decías que no, y ahora me dices que si,
soy tu problema y tú el mal que me hace sufrir.
No me levantes la voz, que no que no respondo de mi.
Sabes de sobra que así no podemos seguir.
Algo me dice que no, que esto se pierde.

¿Y quién nos lo iba a decir?,
se secó, nuestro jardín.
Es normal, tú eres marea que viene y se va,
y yo la orilla del mar.

¿Y aún preguntas quien perdona a quién?.
No no no lo esperaba de ti,
¿cómo has podido decir, que ya no somos los mismos que no eres feliz?.
A veces piensas que no, que no soy yo para ti,
porque no sientes la estrella que hay dentro de ti.
Nos bastaría un perdón, un renovarse o morir,
Aunque ya empiezo a pensar que lo nuestro es sufrir.
Algo me dice que no, que no, que esto se pierde...

Somos Abel y Caín...

No entiendo como la rabia enciende las palabras,
palabras que no son nada pero llegan al alma.
Y me arrepentiré...
Y no quiero...
Y te espero...
Y he decidido no perder ya ni un solo segundo mas...

Por favor di de una vez, que es lo que quieres de mí,
no puede ser que las cosas se queden así.
Como la triste canción, que yo escribí para ti,
Como el maldito silencio que llega hasta mi.
No te querrán como yo, como yo te quise a ti,
y vivirás de un recuerdo que hiciste morir.
Fuimos ninguno de dos,
fuimos Abel y Caín,
fuimos un cielo que llueve y se aleja de aquí.

Entras en la habitación, porque me has hecho venir,
siempre terminas sacando lo malo de mi.
Ayer decías que no, y ahora me dices que si,
soy tu problema y tú el mal que me hace sufrir.

No me lvantes la voz que no, que no respondo.
Fuimos ninguno de dos...
Y un cielo que llueve...

Para no morir... (2x).

alá! un besote
Pau

1 comentario:

Javier dijo...

Es curioso, pero cuando he leido el post estaba sonando esa canción en mi lista ;) y en la lista solo había una canción.

Muy muy buena canción, a mi tb me gusta mucho.