miércoles, 18 de abril de 2007

Sin saber donde estoy

Así es, llevo desde ayer por la tarde sin saber muy bien donde ando... es como si estuviera "borracha" (y esta palabra es definición de mi papi) y es que, aunque te den muchos indicios, nunca te esperas que la muerte llegue. Pero siempre llega, y ayer, a sus 94 añitos, se llevó a mi abuelita. Pensé que lo tenía asumido, que no me afectaría casi... pero como pasa siempre, hasta que no lo vives no sabes como vas a reaccionar... y aunque estoy siendo fuerte, me he dado cuenta de que la quería muchísimo más de lo que era consciente y de que la echo más de menos de lo que me esperaba... Estoy segura de que, esté donde esté, estará feliz, y se habrá encontrado con mi abuelo.. y yo he aprendido una nueva lección: nunca estás preparado para nada.

En fins, te quiero abuelita, te echaré de menos....

firmado:

tu única nieta, Paula

2 comentarios:

Camus dijo...

jo, lo siento muchisimo Erendis.
Poco más se puede decir en estos casos.

Ánimo. Un abrazo muy fuerte

Eowyn Zirbêth dijo...

Mi dulce niña, lo siento muchñisimo. ¿Cómo no me lo has dicho antes? Te tengo que dar un megabrazo y muchos besos en cuanto te vea. Aish, cielo, lo siento.